Disfunciones sexuales

Definición:

Bajo el nombre de disfunciones sexuales se incluyen todas aquellas alteraciones (esencialmente inhibiciones) que se producen en cualquiera de las fases de la respuesta sexual y que impiden o dificultan el disfrute satisfactorio de la sexualidad (Labrador, 1994). Es frecuente considerar que la actividad sexual es algo natural. Sin embargo, un porcentaje elevado de personas, cuando llega el momento adecuado, tienen problemas o no son capaces de desarrollar su actividad sexual tal como desearían. El conjunto de este tipo de trastornos en los que problemas fisiologicos o psicológicos dificultan a la apersona disfrutar satisfactoriamente de las actividades sexuales es lo que se denominan disfunciones sexuales. Sólo recientemente, en los últimos 40 años, se ha prestado suficiente atención a los problemas sexuales o disfunciones sexuales, evaluación y tratamiento de éstos. Entre los aspectos específicos que han facilitado este cambio estan:


example graphic

1. Reconocimiento, aceptación y preocupación por la respuesta sexual de la mujer (y en concreto de su satisfacción sexual)
2. El interés por el sexo y la liberalización con respecto a una amplia gama de conductas sexuales.
3. La importancia dada a conseguir unas relaciones sexuales placenteras y en general una adecuada satisfacción sexual.
4. La facilidad de acceso a material informativo, tanto de tipo científico como erótico (libros, revistas, películas, aparatos...)
5. El interés científico despetado por el tema, que en parte ha facilitado que deje de "tabú" y de "mal gusto" para la mayoría de las personas.

¿Son frecuentes las disfunciones sexuales?

Las disfunciones sexuales son algo frecuente. Aproximadamente el 35-60 % de las mujeres presenta algún tipo de disfunción sexual, siendo las más frecuentes la falta de interés por el sexo, problemas de excitación. Seguidamente, un 46 % presenta dificultad para conseguir el orgasmo, 12-15 % anorgasmia o ausencia de orgasmo, 2-3 % vaginismo. Entre los hombres, alrededor de un 40 % presenta algún tipo de disfunción y las más frecuentes son la de eyaculación precoz o falta de erección.

Porcentaje de hombresPorcentaje de mujeres
40% General 35-60% General
36-38 % Eyaculación precoz 48 % Problemas de excitación
7-10 % Problemas de erección 46% Dificultad para llegar al orgasmo
4-10 % Eyaculación retardada 12-15 % Ausencia de orgasmo
16 % Falta de deseo sexual 25% Vaginismo o dispareunia
  35% Falta de deseo sexual

Estas cifras pueden dar una idea de la incidencia de estas disfunciones sexuales o problemas sexuales. Estos datos han de completarse con la consideración general de que son más frecuentes entre las mujeres y entre las personas de nivel cultural más bajo. Además, algunas disfunciones sexuales presentan variciones importantes en función de la edad, bien porque aumenten (por ejemplo, falta de erección), bien porque disminuyan (por ejemplo, falta de orgasmo en la mujer). Por otro lado, dado que las disfunciones sexuales afectan no sólo a la persona que la presenta, sino también a su pareja, no es infrecuente que en algunas parejas estables aparezcan disfunciones sexuales en ambos miembros. Por ejemplo, es frecuente la combinación del hombre con eyaculación precoz y mujer con anorgasmia, o falta de erección con problemas de falta de deseo sexual ya sea por parte de la mujer como del hombre. La importancia dada la la necesidad de una adecuada satisfacción sexual ha dotado a las disfunciones sexuales de connotaciones más preocupantes y perturbadoras. Quizá por eso se recurre más a la ayuda de los profesionales, en especial al sexólogo o terapeuta sexual para el tratamiento de las disfunciones sexuales.